FLOR DE MUGA ROSADO

  • Precio Clandestino
  • Precio habitual €20,90
Impuesto incluido.


Rosado fino y elegante que tiene como origen una extraordinaria Garnacha riojana. Realiza una fermentación en tinas de madera. Muy aromático, con recuerdos de melocotón, cítricos y flores blancas. Carnoso, untuoso y con buena acidez en el paladar. Sensacional. 

FICHA TECNICA

La bodega: Bodegas Muga
Marca: Flor de Muga Rosado
D.O.: Rioja
Subzona: Rioja Alta
Tipo: Rosado
Añada: ÚLTIMA AÑADA
Grado: 14% vol.
Variedad: 100% Garnacha

PARA LA CATA

Vista: Color rosa pálido. Elegante.
Nariz: Complejo e intenso, destacando aromas de melocotón, notas cítricas, flor blanca y algunos matices especiados procedentes de la madera de roble francés de los pequeños tinos.
Boca: Fresco, con buena acidez, a su vez carnoso debido al trabajo realizado de battonage. Largo final.
Temperatura de servicio: Entre 8 y 10 ºC.
Maridaje: Pasta, arroces, carnes blancas y variedades de quesos para contrastar la acidez del vino con la cremosidad de estos.

VIÑEDO Y ELABORACIÓN

Descripción: Doce parcelas cuidadosamente escogidas en la zona del Alto Najerilla.
Edad: Entre 70 y 90 años.
Suelo: Terrazas de suelos arcillo-calcáreos y arcillo-ferrosos rojizos.
Clima: Continental
Cosecha: Uvas vendimiadas manualmente en su momento óptimo de maduración, transportadas a bodega en pequeñas cajas y con transporte refrigerado, para mantener intacto todo el potencial aromático.
Vinificación: Tras una corta maceración en contacto con los hollejos, se selecciona el 50% del mosto flor, primer mosto que sale de la prensa por simple gravedad. Luego se fermenta a baja temperatura en pequeños tinos de roble, parcela por parcela. Debido al pequeño tamaño de alguna de las parcelas seleccionadas, a veces hay que realizar la fermentación en tinos de 500 o 1.000 litros.
Envejecimiento: Una vez finalizada la fermentación el vino se conserva con las lías finas durante un mínimo de 4 meses realizando 'battonage' (poner las lías finas en suspensión) periódico para proteger al vino de forma natural manteniendo los aromas y aportando volumen en boca. Realizado este proceso se realiza una cata, parcela por parcela, para definir el ensamblaje final.